SYBERIA 3
Spanish Catalan English French German Italian Japanese Portuguese

¿Buscas algo...?

Analisis de Risen 3: Titan Lords en su versión de PC.

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

 

Si hacemos un repaso rápido por la historia de los juegos de rol de los últimos 20 años tenemos que hacer una parada obligatoria en la desarrolladora Piranha Bytes. Este modesto estudio fundado en 1997 ha desarrollado una de las sagas más conocidas entre los adeptos del genero RPG, me estoy refiriendo a la saga Gothic. Esta franquicia es todo un must play para aquellos que tengan a bien considerarse entusiastas de los juegos de rol a pesar de no gozar de valores de producción triple A. Impulsados por este moderado éxito y con ganas de explorar el mercado de las consolas, el estudio alemán saco a la luz una nueva franquicia, Risen. Al igual que Gothic, Risen es una IP que ha tenido un éxito moderado ya que aunque tiene elementos altamente satisfactorios para el jugador acérrimo de RPG, la tosquedad y mediocridad técnica no le han permitido ponerse al nivel de juegos como el aclamado Dragon Age: Origins. Sin embargo, Risen tiene su sitio, sus fans que esperan cada entrega con ansia y por ellos y para ellos esta aquí Risen 3: Titan Lords y este análisis que os brindamos desde Comunidad FM.


Como he dicho al principio del análisis, tosquedad y mediocridad técnica es lo que define a la saga Risen en cuanto a la parte técnica y por desgracia Risen 3 no ha escapado a esta herencia. En la versión analizada, la de PC, nos encontramos con un juego que gráficamente está más cercano a la generación anterior de consolas que a la Next Gen, con algunos detalles que alguna vez dan la impresión de quiero y no puedo. De esta forma nos encontramos con texturas muy planas, especialmente en lo que se refiere a los personajes del juego y los rasgos físicos, la vestimenta, etc. Luego en contraste a eso nos movemos en unos escenarios muy tropicales, ya que todas las ubicaciones de este título son islas, que tienen juegos de luces interesantes, una paleta de colores vistosa pero por desgracia todo esto palidece cuando ves la vegetación, que recuerda al cartón piedra de una película antigua de serie B. Todo esto movido de forma torpe con caídas ocasionales de framerate y acompañado de cinemáticas hechas con el motor del juego donde los personajes no se mueven con una fluidez creíble, tanto es así que por momentos recuerdo a escenas de juegos anteriores a la generación de Xbox 360/PS3.



Aquí es donde Risen 3 le quita un poco de importancia a su apartado técnico y hace que merezca la pena ser jugado. Y es que el juego de Pirahna Bytes es el sueño del jugador medio de RPG ya que nos da más misiones secundarias de las que podemos hacer. Naturalmente, son opcionales, pero ahí reside la grandeza de Risen 3, puedes hacerlas todas o ninguna e incluso no hacer algunas tendrá consecuencias sobre tus personajes y el mundo del juego e incluso puede que pierdas la posibilidad de hacer una algunas misiones si no eliges sabiamente tus opciones cuando dialogues con los NPC o si directamente eres de esos que asestan un espadazo y luego pregunta. Siempre hay algo que hacer en Risen 3 el problema es que no siempre viene bien indicado. El sistema que nos señala los objetivos de una misión en el mapa es algo impreciso y a veces estaremos en el punto indicado pero no encontramos aquello que hemos venido a buscar.

En lo referente al sistema de combate, la verdad es que Risen 3 deja mucho que desear. De nuevo volvemos a encontrarnos con nuestra vieja amiga la tosquedad. Los combates cuerpo a cuerpo son un poco caóticos ya que no hay un sistema de focus sobre los enemigos así que muchas veces nos encontramos dando espadazos al aire o contra un enemigo distinto al que estábamos enfrentando y por si esto fuera poco la cámara no ayuda en nada haciendo que a veces nos lluevan los palos sin saber de dónde. Si a esto le unimos que los intercambios de golpes son erráticos, fallando los ataques o las defensas de una forma que nos da la impresión aleatoriedad o dificultad mal balanceada y que la inteligencia artificial de los aliados va por libre, pasando de matar a enemigos sin dejarnos intervenir o directamente manteniéndose al margen mientras contemplan impasibles como nos apalean, tenemos un cocktail con un sabor un poco fuerte. Pero con todo esto que os he dicho ¿Por qué seguir adelante con Risen 3? Sin duda por su desarrollo. Risen 3 sabe dosificar a la perfección la información que necesitamos para seguir adelante y al final te das cuenta de que quieres saber más de lo que está pasando en su mundo y a tu personaje. Es la curiosidad por saber hasta dónde llegan tus acciones la que te motiva a seguir adelante, las ganas de ver más, de saber lo que vas a encontrar cuando tu barco llegue a la siguiente isla.


La música que suena en su introducción ya te da una pista de por dónde van a ir los tiros con la banda sonora de Risen 3. Épica, es la palabra que mejor se le ajusta. Lo que debe ser la banda sonora de un juego de rol. Piezas muy bien colocadas según el momento de la acción donde nos encontramos y donde nos encontramos, porque cada isla tiene su música que la característica. Un gran esfuerzo por parte de la desarrolladora en esta banda sonora que en ciertos momentos del juego te hace mirar al horizonte con gesto desafiante y soltar un épico “DEJAD QUE VENGA A POR MI”. Lástima que al buen hacer que transmite la música no le acompañe un doblaje en castellano y tengamos que ser testigos de un trabajo de doblaje algo chapucero, con voces de personajes que sin previo aviso cambiaran durante una conversación con ellos, dándonos la sensación de que han sido poseídos por el espíritu de otro personaje. Eso sí, todo esto con unos correctos subtítulos en castellano que ayudan a no perderse ni una coma de lo que digan los personajes, poseídos o no.


Haciendo balance, Risen 3 ha heredado todo de sus hermanos mayores y eso implica tanto lo bueno como lo malo. Tenemos un juego con una calidad gráfica de la generación pasada que a veces tiene destellos de querer ser mejor de lo que es pero que rápidamente son ensombrecidos con texturas planas, poco definidas, entornos naturales que deberían rezumar vida pero que no lo hacen, aunque lo intenten, caídas de framerate y unas escenas cinemáticas más propias de un juego de PS2. Sin embargo su gran cantidad de misiones, las consecuencias de nuestras acciones sobre el mundo y nuestro personaje, nos harán seguir adelante a pesar de que para saber más tengamos que pasar por un sistema de combate caótico, con una IA aliada que hace lo que quiere y una cámara que a veces no señala adonde debería. Todo esto amenizado por una banda sonora épica y un doblaje en ingles que deja un poco que desear en algunos momentos.

En definitiva, Risen 3 es un poco como la crónica que leí una vez de un periodista sobre una conocida artista de nuestro país: No canta, ni baila pero no se lo pierdan.


- Gran cantidad de misiones secundarias.
- El principio acción/reacción es muy fiel a un juego de rol.
- Banda sonora épica.



Gráficos desfasados. Texturas planas. Caídas de framerate
Sistema de combate caótico. IA aliada por inteligente.
Doblaje en ingles algo "chapucero".

comments