Spanish Catalan English French German Italian Japanese Portuguese

¿Buscas algo...?

DRAGON BALL Z: BATTLE OF Z

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

¡LLEGA DRAGON BALL:  BATTTLE OF Z! Namco Bandai y Bird Studio/Shueisha nos trae a los amantes de la aclamada serie de Akira Toriyama, al igual que a los seguidores de los juegos de “peleas” en este primer trimestre de 2014, la que posiblemente sea la última entrega para XBOX 360 y PS3.

A pesar de que las últimas entregas de la franquicia no estén pasando por uno de sus mejores momentos, la apuesta de la desarrolladora Nipona tiene breves pinceladas de innovación y un amplio número de carencias respecto a sus antecesores.

BATTLE OF Z es un videojuego que debes tener en tu propiedad, tanto para los nuevos  adeptos como para los grandes seguidores.

Un videojuego algo difícil, al principio como en el desarrollo de la aventura, donde a veces  nos pondrán a prueba nuestra habilidad como guerreros, sobre todo con  los  ataques especiales  (rompe mandos) donde deberemos pulsar un botón o varios a la vez para lanzar un ataque definitivo a nuestro enemigo.

Pasemos a ver las características de este nuevo a Dragon Ball.

Bajando nuestras expectativas deja mucho de que desear en el modelado de los personajes y el colorido, un cel shading pobre,  con un color muy apagado en la mayoría de los escenarios y algunos personajes, aunque  con un toque de  mayor realismo que en entregas anteriores.

Los escenarios en general son bastantes pequeños, con una zona muy acotada y prácticamente sin ningún elemento destructible salvo alguna roca o pequeño edificio. Tienen muy  poca diversidad de  vestuarios y tampoco tiene modo de creación de personajes que si  tenía su antecesor.

En conclusión poca complejidad en los escenarios y en el recuento total  de personajes, al igual que una carencia de CGI entre historias del modo campaña.

¡Me encanta Dragon Ball!, hemos crecido con esta mítica serie y todos tenemos en nuestra mente las carismáticas y emocionantes melodías. A excepción del menú principal y el opening magistral de Battle of Z, la banda sonora pasa totalmente desapercibida, quedando muy atrás la sensación de revivir los grandes duelos de las primeras entregas desarrolladas en PlayStation 2, que contaban con la música original de la serie de animación.

Los últimos títulos de la franquicia se aventuran en nuevas composiciones instrumentales, que no aportan prácticamente nada al transcurso del videojuego. Sin embargo, no todo podía ser negativo en lo referente a la ecualización sonora, los sonidos FX´s están directamente sacados de la biblioteca ya conocida y que tan bien le sientan a los títulos de Dragon Ball.

Las versiones de PlayStation 3 y XBOX 360 cuentan con las voces opcionales y recomendadas en su idioma nativo japonés entre otros, cosa que no ocurre con PSVita que carecerá de estas voces originales, algo que se echa bastante en falta.
En general, el apartado sonoro es poco más que suficiente, tenían esta asignatura calibrada con grandes resultados en los anteriores lanzamientos, y es una pena dejar en el tintero algo tan importante y con tanta demanda para los usuarios. Será de nuevo todo un deleite escuchar la voz original de Goku al gritar,¡KAME HAME HAAAAA!
 
DRAGON BALL Z: BATTTLE OF Z nos vuelve a poner en la piel del Súper Saiyan más  famoso de todos los tiempos: Goku. Nos hace revivir momentos de la infancia y aporta nuevas líneas temporales durante más de 55 misiones divididas en  siete sagas,  que podremos hacer tanto en  solitario como en cooperativo online junto con tres personas más.

La historia se desarrolla en la saga Z, con relatos paralelos que narran lo que hubiera pasado si los Súper Saiyan´s no hubieran derrotado a ciertos enemigos, por lo que  podremos disfrutar de combates como en la serie o de enfrentamientos nuevos.

El sistema de control es igual para todos los personajes y simplificando quizá demasiado el modo combate, dejando solo un botón para el ataque cuerpo a cuerpo, otro para la energía “ki”, una combinación de dos botones para los ataques especiales y un botón que será una habilidad especial del personaje utilizado, haciendo de este modo el combate muy repetitivo a la hora de acabar con cualquier adversario. Para  vencer tendremos que  golpearlo y  lanzarlo con un único ataque combinado con el resto de aliados, para realizar  un combo de cuatro, si todos dan al botón de ataque (único botón) en el momento justo, ese es el único combo que ejecutaremos en un juego cooperativo en el que la IA deja mucho que desear y hará ciertos combates realmente difíciles.

En la lucha contaremos con un número determinado  de vidas, que al ser consumidas la misión será fallida, aunque  podremos revivir si un personaje se acerca al nuestro y presiona el botón correspondiente para no gastar una de ellas.

La historia se desarrolla entre misiones de lucha únicamente y sin variación, solo hay que derrotar al enemigo o enemigos para desbloquear la siguiente y así conseguir desbloquear a todos  personajes.

El plantel rondara los sesenta, contando las transformaciones, algo que parece muy escaso en comparación al  repertorio visto en anteriores  videojuegos de la misma saga.  Estos podrán mejorar sus atributos con unas cartas que ganaremos o compraremos con puntos obtenidos tras acabar las misiones, que mejoran las estadísticas de cada personaje, para de esta manera poder  ir afrontando las misiones más difíciles.

El combate se hace repetitivo y lo que más debería relucir  son los ataques definitivos, estos son realmente escasos y difíciles de efectuar, debiendo comprar la carta correspondiente para asignarla al personaje que vaya a ejecutar el ataque final;  llenar la barra, ejecutarlo mediante  presión continua del botón  “ki”,  lo cual resulta difícil ya que te pueden quitar el  ataque definitivo  si durante su ejecución, que es bastante larga te golpean y te quitan una vida, pero si se consigue realizar este tedioso ataque la partida finalizara y ganareis el máximo rango, el rango Z, el “ki” se rellenará cuando seas golpeado, cuando golpees o realices un combo, no tiene recarga como en los anteriores.

Los escenarios son muy escasos y se parecen demasiado entre sí, no hay apenas objetos que se puedan destruir, lo que empobrece al título.

El sistema de cartas que se puede comprar varía cada semana aleatoriamente, junto con la cantidad  que ganéis desbloqueándolas tras los combates, algunas de estas desaparecerán tras su uso como el ataque definitivo.

Uno de los mejores enfrentamientos serán las  batallas contra la transformación en mono de  algunas misiones y poder disfrutar de los Súper Saiyan´s, lo malo es que las transformaciones son individuales perdiendo el encanto de tener un personaje transformable, que personalmente, es lo mejor que tenían sus anteriores entregas.

Sin duda, lo mejor del videojuego es la posibilidad de cooperar con tres personas más  en las misiones de la campaña,  que en algunas partes será esencial para tener éxito sin mucha dificultad, ya que a un solo jugador le resultará tremendamente difícil y nos llevará bastante trabajo realizarlas por una IA muy deficiente.

Los modos online son escasos y el que más llama la atención es la búsqueda de las bolas de dragón, donde deberemos conseguir las 7 bolas mágicas esparcidas por el escenario, recogiéndolas o quitándoselas al equipo contrario en batalla. A este, se le añade el modo todos contra todos y la campaña cooperativa que solo estará disponible online, sin poder jugar en ningún caso en pantalla dividida, algo que se echará en falta.

Un título que se esperaba mucho más de él en lo referente a personajes, escenarios y modos de juego.

VIDEO ANÁLISIS COMPLETO DE DRAGON BALL Z: Battle of Z.

Maquetación y comentarios: Jesús Cortijo Carballal.

De tal manera,  se queda corto en las expectativas y sigue  la línea de los anteriores, haciendo decaer  un poco más una gran saga que se engrandeció con Budokai Tenkaichi 3 ofreciendo a los jugadores una gran variedad de personajes, escenarios y una excelente jugabilidad, cosa que en sus entregas posteriores no han sabido plasmar dejando un gran vacío que se va resintiendo con el paso del tiempo. NAMCO BANDAI no ha sabido aprovechar para mejorar los fallos de los anteriores y ha cometido otros nuevos.

Como fan de Dragon Ball, se queda en un título algo flojo pero imprescindible en la colección, esperemos que en las próximas entregas tomen nota de las innumerables carencias que Battle of Z trae consigo y poder disfrutar del videojuego definitivo que todo fan merece.


 - Modo cooperativo Online, tanto en la campaña como en el multijugador.
-Gráficos cel shading, algo más elaborados que en anteriores entregas.
- Poder jugar con los personajes de la película que da nombre a este titulo.


- La música del juego dejando mucho que desear.
- No tiene modo cooperativo local ni modo versus.
- Es demasiado repetitivo.

comments