Spanish Catalan English French German Italian Japanese Portuguese

¿Buscas algo...?

LA LEGO PELÍCULA: EL VIDEOJUEGO [ANÁLISIS]

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

 

En los últimos 10 años los juegos basados en franquicias de LEGO se han vuelto un clásico en nuestras consolas, que siempre nos proporciona un entretenimiento simpático que nos transporta a nuestra niñez y nos permite vivir las aventuras que recreábamos mediante la imaginación y nuestros set de LEGO.

Prueba de que LEGO y sus juegos ya ocupan un lugar especial es la llegada de una película que está barriendo en taquilla y del juego basado en ella. Este último busca un hueco en nuestras abarrotadas estanterías, pero ¿merece encontrarlo? Yo digo sí, pero vamos a ver porque.

Los juegos de LEGO no se caracterizan por ser una revolución grafica pero tampoco lo necesitan. En la anterior generación de consolas, alcanzaron un nivel bastante digno que han mantenido y que creo que es difícil de superar porque tampoco es que se pueda profundizar mucho más gráficamente en como recrear las piezas de un juego de construcción.

No obstante en este juego advertimos algunas novedades bastante interesantes referentes a las escenas de más acción. Su ejecución se lleva a cabo con una fluidez y dinamismo superior a la de otros títulos de la franquicia y todo esto sin notar caídas significativas en el framerate.

Lo mejor sin duda es la vistosa paleta de colores de cada uno de los escenarios por los que pasaremos y que hace que en muchos casos tengamos que ponernos gafas de sol para poder admirar tanto brillo y colorido. Con tantos juegos de tonos oscuros, apagados y pardos se agradecen títulos de colores vivos y con este juego salimos un poco del lado oscuro.

En su BSO no encontramos piezas memorables que tararearemos hasta lo enfermizo, salvo quizás el tema central de la película (“Everything is awesome”), nos encontramos ante una música que cumple dependiendo del mundo en el que nos encontremos y de la acción que se está desarrollando durante el nivel, pero poco más.



A nivel jugable estamos ante un título que no arriesga mucho y que opta por el continuismo.  De hecho, a veces enseña un poco la patita con la introducción de mecánicas nuevas, como un baile que tenemos que hacer al principio y en el que debemos pulsar los botones en el momento justo, o los lobbys basados en los distintos mundos  que se ven en la película y donde encontraremos algunas sidequest. Pero no profundiza en esos conceptos. No volvemos a ver otro baile en todo el juego, y la idea de mundo abierto se queda a medio camino y da como resultado que en lugar de tener un solo lobby como en otros juegos de LEGO ahora tienes muchos, más grandes y con más cosas, pero no va más allá.

Respecto a los niveles, el diseño de los mismos es correcto, siendo especialmente divertidos aquellos en los que eres perseguido o asaltado por el bando enemigo. Seguimos acusando en algunos niveles problemas con la cámara que nos lleva a caernos a algún abismo o incluso a tener la impresión de bugearnos.

Dicho esto, estamos ante un título muy entretenido, a pesar de que a veces pueda pecar de repetitivo, y que por supuesto se disfruta más jugándolo en la compañía de algún amigo o familiar. Como siempre no falta el tono cómico en el desarrollo de la historia, que esta aderezada con referencias a películas de culto como Matrix, y algún cameo como el de Batman, que aporta frescura y como no, ese toque de coolness que envuelve al Caballero Oscuro.
El juego de “La LEGO Película” es ese tipo de juego que uno necesita para romper con la rutina. Es diversión y entretenimiento que no busca ni ambiciona nada más. Gráficamente no pelea por estar en un lugar destacado, ni lo necesita, pero es colorido y simpaticón, lo que es de agradecer. Tampoco pasara a la historia por su BSO, la música complementa a las acciones vividas en unos niveles muy bien diseñados, continuistas respecto a sus predecesores pero que nos mantienen horas y horas saltando, golpeando y construyendo artilugios muy locos con los que superar los puzles y desafíos que se nos presentan.

Si os gusta LEGO, el humor referencial, Batman y queréis mantener entretenido al niño que lleváis dentro y que se crio montando bloques de la marca danesa, vais a disfrutar mucho con este título, así que id haciéndole hueco en vuestra estantería.

 


•    Paleta de colores vivos.
•    Entretenido a rabiar
•    Niveles de acción muy conseguidos



•    BSO que cumple y nada más.
•    Muy continuista en las mecánicas jugables.
•    Fallos de cámara molestos y que se heredan de anteriores títulos.

comments