Spanish Catalan English French German Italian Japanese Portuguese

¿Buscas algo...?

ANÁLISIS: MXGP The Official Motocross Videogame [7,0/10]

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Incluso para los más cinéfilos es probable que haya pasado desapercibida una película estrenada en 1971 cuyo título es On Any Sunday. La cinta es un documental bastante bueno que retrata la vida de los corredores de motocross y de los aficionados a este deporte. Entre los valientes que ponían su vida en juego durante la película encontrábamos al legendario Steve McQueen, que como de costumbre estaba del lado de todo lo que le hiciera exudar grandes cantidades de adrenalina.

La película se convirtió en un éxito que contribuyó a que el motocross obtuviera una relevancia que hasta entonces le había sido negada, provocando un engrose en las filas de adeptos a circular por terrenos hostiles sobre dos ruedas. Sin embargo, a día de hoy la fiebre desatada por On Any Sunday parece haberse calmado y el motocross, aunque sea un deporte respetado y respetable, sigue sin tener la relevancia que tiene por ejemplo MotoGP. Es por eso que quizás los que se declaran entusiastas del motocross lo apoyen con más fuerza y quizás por ellos, por satisfacer a tan devotos seguidores, la desarrolladora italiana Milestone traiga hasta nuestras PS4 el nuevo MXGP. Los italianos tienen muchos títulos de motocross y carreras a sus espaldas pero ¿Lograran hacer con MXGP lo mismo que hizo On Any Sunday por el motocross? ¿O serán simplemente otro juego fanservice para alimentar a los hambrientos entusiastas de la moto de cross? Seguid leyendo si queréis averiguarlo.
Por seguir con la comparación con On Any Sunday, podría decir que la calidad visual de la película es la que permitían las cámaras de 1971 y por eso no se le tiene en cuenta el estar lejos de lo que hoy llamamos Alta Definición. Con MXGP es otro cantar porque hoy en día contamos con los medios para que un juego de PS4 no parezca uno de PS3 pero aun así es lo que pasa. Unos modelados de personajes y animaciones pobres, con unas texturas que dejan mucho que desear, y unos efectos de iluminación que ciertamente apuntan maneras siendo la característica grafica más Next Gen del juego, pero que aun así no destacan mucho en el conjunto que acabo de describir. Aun así Milestone se ha esforzado, y con unos valores de producción modestos consigue recrear algunos detalles curiosos a nivel visual como la suciedad que se adhiere a nuestro piloto y nuestra moto a lo largo de las carreras, unas pistas llenas de público, que aunque permanece estático y su modelado no es del todo nítido hace el conjunto un poco más atractivo visualmente. También hay un intento de uso de partículas en el polvo y el barro que nuestra moto levanta a largo de su recorrido por los circuitos pero el efecto es algo tosco y para nada similar a lo visto en juegos que hacen uso de efectos de partículas en esta generación.

Todo es un gran quiero y no puedo a nivel grafico pero en ningún momento tienes la sensación de que se vea así por desgana o por falta de trabajo de los desarrolladores, más bien lo que transmite es un “hemos hecho lo que hemos podido con lo que teníamos a nuestro alcance”. Por lo menos el framerate es estable aunque cae en el que para mí es el peor vicio de esta generación, los dichosos 30 FPS de los que espero que algún día consigamos librarnos.

Aunque visualmente es tosco, en MXGP la cosa mejora bastante a nivel jugable. Cuando alguien como yo se enfrenta a un juego de este tipo se espera el típico gameplay donde si no tienes experiencia en este tipo de juegos no puedes esperar más que frustración en forma de piloto de motocross haciendo la croqueta por el circuito cada cinco segundos. Pero para mi sorpresa MXGP es todo lo contrario. Es un juego tremendamente fácil de controlar donde con las nociones básicas que nos imparte el tutorial inicial estamos en posición de correr con soltura e incluso ganar a poco que nos familiaricemos con el circuito. Es cierto que esto no es posible sin las ayudas a la conducción que vienen activas por defecto pero también los más puristas podrán experimentar una sensación más cercana a la simulación desactivando dichas ayudas. Naturalmente no todo es perfecto a nivel jugable y hay cosas susceptibles de mejorar. Las físicas de la moto es una de ellas. Aunque en general se comportan de manera muy realista, a veces hay algunos patinazos que nos mandaran al suelo o fuera de las pista sin motivo aparente. Los toques con los rivales en carrera son una lotería en la que lo mismo sales indemne cuando deberías haberte caído y viceversa. En algunas ocasiones(pocas) la dirección de la moto y el peso de corredor se contradicen provocando inexplicables caídas, esto se ve de manera más clara en tramos donde las ondulaciones del terreno se han marcado más o en las curvas cerradas donde tenemos que inclinarnos más. Aun así caerse no es un drama ya que el restablecimiento en pista es inmediato y a pesar de lo competitivo de la IA de los rivales siempre tenemos opciones de alcanzarles e incluso de ganar la carrera, lo cual evita que nos frustremos.

Respecto a los modos de juego, MXGP cuenta con una variedad que va desde la carrera para echar el rato y seguir a otra cosa, pasando por otros más serios como los campeonatos o el interesantísimo modo Carrera donde fichamos por un equipo y vamos haciendo pruebas y grandes premios según los va marcando el calendario. Además de esto recibimos noticias del mundo del motocross y nuestras actuaciones y valoraciones de nuestros sponsors, nuestro manager y nuestro equipo. Un modo muy completo en el que iremos acumulando experiencia a medida que superemos pruebas, lo que hará que recibamos ofertas de otros equipos. Además de estos y otros modos para un solo jugador, MXGP cuenta con un modo online donde podemos disputar la clásica carrera rápida o la temporada online, en la que tendremos que ir ganando carreras para ir ascendiendo de categoría. El único problema es que el online está un poco solitario y al final acabamos compitiendo contra más IAs que rivales reales. A lo ya dicho también hay que sumarle un sistema de progresión de nuestro perfil de corredor en el que acumulamos experiencia según vamos compitiendo en los distintos modos de juego y que hace que desbloqueemos elementos del juego a medida que vamos subiendo de nivel. Lo único que se echa de menos y que hubiera complementado este sistema a las mil maravillas es un editor de piloto más completo. El que viene incluido en el juego es bastante pobre y no nos deja diseñar nuestro piloto desde cero, sino que debemos escoger a un piloto real y podremos cambiarle el nombre, los colores de su equipo, el casco y poco más. Hubiera estado bastante bien poder diseñar a nuestro alter ego en forma de piloto del juego y ayudaría a hacer la experiencia mas inmersiva.

En lo referente al sonido no hay mucho que decir. Hay una voz en off, en perfecto castellano, que nos explica todos los aspectos del juego y de vez en cuando, alguna que otra pieza musical como presentación del circuito de una prueba pero nada que destacar. La música de los menús es siempre la misma, no hay una lista de reproducción que vaya cambiando de tema y eso hace que la navegación por los menús del juego sea un poco monótona pero por suerte no pasaremos mucho tiempo en ellos.


Estamos ante un juego modesto que transmite la sensación de no tener unos valores de producción más altos porque no disponía de los medios para ello. Esto se ve sobre todo en un apartado grafico más bien pobre que está más cerca de ser el de un juego de una máquina de anterior generación que de la actual, pero que a la vez tiene detalles que dejan claro que se ha intentado hacer todo lo posible. Por suerte esa tosquedad grafica es aliviada por un control bastante bien adaptado a todo tipo de jugador y que nos permitirá divertirnos aunque no tengamos ni la más remota noción de cómo llevar una moto de cross, aunque sin llegar a ser perfecto por algunos patinazos en las físicas. Lo que si es cierto es que gracias a su variedad de modos de juego, en especial el modo carrera, tendremos horas y horas de entretenimiento que satisfará tanto al fan loco del motocross como al más absoluto ignorante de este deporte. Seguramente MXGP no haga lo mismo por el motocross que consiguió On Any Sunday pero lo intenta, los intenta con todas sus fuerzas o al menos con todas aquellas de las que dispone, aunque le hubiera venido bien el empujoncito del legendario Steve McQueen.

comments