Spanish Catalan English French German Italian Japanese Portuguese

¿Buscas algo...?

ANÁLISIS: Final Fantasy Type-0 HD [8,0/10]

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Siempre hay algo que me ha fascinado de Japón y es esa sensación de que es un país al margen del resto del mundo. Como todos los países, tiene sus propias tradiciones, costumbres, lenguaje y todas esas cosas que distinguen a una nación del resto. Hasta ahí, Japón es como todos los países pero cuando profundizas ves que hay algo más, no sé cómo explicarlo pero da la sensación de que las cosas que suceden en Japón no podrían suceder en otro país del mundo. O si sucedieran torceríamos el gesto extrañados, escandalizados o alguna otra reacción que a veces propician las extravagancias del país nipón. Sin embargo, ellos aceptan esas extravagancias como algo normal. Aun así los japoneses son plenamente conscientes de que el resto del mundo a veces los mira como si fueran el rarito de la clase, solo que a ellos no solo no les importa, si no que se enorgullecen de ello. Esta especie de choque cultural a veces nos perjudica porque en ocasiones nos perdemos cosas muy buenas porque en Japón piensan que no las entenderemos o que no tendrán éxito y por eso nunca traspasan sus fronteras.

Los videojuegos son, quizás, una de las mejores representación de esas cosas que a veces se queda Japón para sí mismo. Comparar la lista de lanzamientos de occidente con la del país del sol naciente es un ejercicio que de un plumazo te deja claro lo que hablaba sobre el choque cultural. Hay muchos títulos que nunca llegan al mercado Europeo y Americano, algunos son extravagancias que realmente aquí no llegaríamos a entender, otros sin embargo son juegos de lo más interesantes que podrían hacerse un hueco en nuestra estantería, y porque no decirlo, en nuestro corazón. A veces hay suerte y a algún japonés intrépido le da por pensar que uno de esos juegos destinados a no traspasar la frontera podría gustar en occidente o por lo menos tener un éxito moderado y es entonces

cuando los amantes de lo japonés como un servidor sacamos nuestras redes y nos hacemos a la mar. El último pez en saltar a nuestro barco ha sido Final Fantasy Type-0. Originalmente este título vio la luz en PSP allá por el año 2011 y nunca pisó tierras europeas hasta ahora. Además los hace por todo lo grande, con un lavado de cara HD y dejando atrás las consolas portátiles para jugar con los mayores en PS4 y Xbox One. Hay mucha gente que se queja de los refritos en las consolas de nueva generación, pero si esto permite que juegos como Final Fantasy Type-0 vean la luz en occidente, benditos refritos.

¿Y cómo ha salido Final Fantasy Type-0 de la freidora? Pues no muy bien, la verdad. Es lo que tienen las remasterizaciones, que jamás podrán igualar la calidad que tendría el hacer un remake, así que no podemos pedir peras al olmo. Sobre todo si el olmo del que proviene el juego es una PSP. Como buena remasterización HD, si puedo decir que el aspecto general es mejor que el que tenía la versión de consola portátil. Hay algunas texturas que mejoran bastante, al modelado de los personajes principales le ha sentado muy bien el lavado de cara y la iluminación ha aumentado su calidad de manera muy positiva. Pero hay una serie de cosas que chirrían y que nos recuerdan constantemente que estamos jugando a un juego de PSP en una consola de sobremesa. Para empezar no todas las texturas han salido igual de bien paradas con la revisión. Algunas han quedado un poco planas o directamente da la impresión de solo se les ha dado un poco de brillo y poco más, aunque en algunos caso ni eso. Los mapas están divididos en zonas muy pequeñas, lo que propicia un montón pequeñas pantallitas de carga cada vez que nos movemos entre secciones. El modelado de algunos personajes secundarios hace daño a la vista y para redondear el framerate del juego no pasa de 30 fps en ningún momento. En definitiva una serie de defectos que deja ver que no se ha puesto mimo en los detalles y que se podía haber hecho más y mejor.

 

De un apartado visual discreto pasamos al punto fuerte de Final Fantasy Type-0 y el más importante en casi cualquier juego, el gameplay. Y es que lo primero que llama la atención de este juego de rol es que abandona por completo el sistema de combate por turnos para sustituirlo por combates en tiempo real. Algunos podéis pensar que esto le hace perder la componente estratégica que siempre ha caracterizado a los Final Fantasy pero ni mucho menos. Ahora todo sucede más rápido y es por eso que debemos estar más atentos a lo que pasa en el combate. Nuestro personaje puede usar cuatro movimientos. El ataque básico, dos movimientos especiales y un movimiento de defensa. Los tres últimos se puede personalizar, así que deberemos ser cuidadosos con los ataques que elegimos porque si lo hacemos bien puede que consigamos encadenar combos letales o por el contrario acabar aporreando botones sin orden ni concierto. Os he dicho antes que hay que estar muy atento a lo que sucede en el combate y no solo me refiero a como atacamos, si no a como atacan los enemigos. El sistema de combate de este Final Fantasy te obliga a que te familiarices con los patrones de movimiento de los enemigos, cuando bajan la guardia, como puedes aturdirlos y cuando debes evitar un ataque o defenderte porque hay enemigos cuyos ataques son letales con solo un golpe. Como viene siendo habitual nuestro grupo estará constituido por tres personajes manejables de un total de 14. Cada personaje puede blandir solo un tipo de arma y todos los personajes son muy distintos entre sí lo cual hace que podamos variar el estilo de juego en función de los personajes que controlemos. Una cosa curiosa de este juego es que durante las misiones no podemos resucitar a los personajes caídos. Solo podemos sustituirlos por otro personaje, lo que provoca que sea sumamente importante tener a nuestros 14 héroes bien pertrechados y con niveles de experiencia óptimos. Como podéis ver es un sistema de combate muy dinámico y lleno de posibilidades. Además el nivel de dificultad de Final Fantasy Type-0 nos lleva a explotar cada posibilidad de nuestros personajes si queremos salir de algunas situaciones y batallas bastante peliagudas. Pero si vemos la cosa muy mal siempre podemos invocar a alguno de los impresionantes eidolones que para los más fans de la saga son ya más que conocidos.

 


Respecto a las misiones tenemos por un lado las pertenecientes a la trama principal y unas misiones secundarias que ocurren en los intervalos entre misiones principales. Estas misiones son tareas, en su mayoría simples, que dotan al juego de contexto y que a veces tiene algún beneficio extra pero que dada su simpleza suelen resultar monótonas. Se pueden evitar y seguir la historia sin más pero seguro que los fans de Persona 3 y 4 se detienen a echar un vistazo ya que el sistema se asemeja mucho al visto en estos juegos. Por otra parte también tenemos disponibles una especie de mini misiones de estrategia y una modalidad de misiones conocidas como “maniobras”. Las primeras son algo simples y aburridas además de no tener unas recompensas algo reguleras, pero las segundas son misiones similares a las principales que nos enfrentan a retos de gran dificultad a cambio de recompensas muy apetecibles.
A parte de los ya descrito el juego está lleno de secretos y mazmorras opcionales para hacer las delicias de los exploradores y complecionistas. Un pozo donde meter todas las horas de nuestro ocio y alguna más. Todo lo que los fans de los juegos de rol japoneses queremos y necesitamos hasta la llegada de Final Fantasy XV. Juego del que tenemos incluida una demo con la cual ponernos lo dientes largos y morir de hype.

 

Una vez estamos ante lo que siempre ha caracterizado a esta saga, una excelente banda sonora llena de grandes temas introducidos con mucho acierto en cada una de las partes del juego y que transmiten la tensión y emotividad del momento representado en el juego. A pesar de no ser una banda sonora compuesta por el gran Uematsu, Takeharu Ishimoto ha sabido crear un acompañamiento musical que muchos ya consideran como uno de las mejores que se han podido escuchar en un Final Fantasy.
Para rematar este excelente apartada sonoro el juego cuenta con uno efectos especiales de gran calidad y la posibilidad de elegir el doblaje original japonés o el inglés. Todo ello subtitulado en castellano para que no perdamos un ápice de historia.

Nunca es tarde si el JRPG es bueno. Es cierto que Final Fantasy Type 0 nos llega cuatro años tarde, en forma de refrito HD y con un apartado grafico que nos recuerda sus orígenes en PSP constantemente. Sin embargo, su sistema de combate en tiempo real lleno de posibilidades y novedades, un repertorio de misiones bastante extenso y para todos los gustos y un nivel de dificultad exigente, nos harán pasar por alto esas imperfecciones y nos llevaran a sumergirnos en un juego de rol apasionante y en el que todas las horas que dediquemos nos parecerán pocas. Así que abrid vuestra mente y dadle una oportunidad a uno de esos pocos títulos que traspasa la frontera de Japón. Quién sabe si este podría ser el principio de una bonita amistad con el mercado nipón y tras este vengan otros de igual calidad o mejores.

- Sistema de combate en tiempo real y muy bien diseñado
- Gran cantidad y variedad de misiones.
- Dificultad desafiante.


- El apartado grafico es muy mejorable.
- Algunas misiones secundarias son muy simples y tediosas.

 

 

 

 


 

comments