Spanish Catalan English French German Italian Japanese Portuguese

¿Buscas algo...?

ANÁLISIS: HITMAN [8,0/10]

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Como he dicho en otras ocasiones, la popularidad de las series ha llevado a que se tomen prestadas algunas cosas de ellas por otras formar de entretenimiento. Es por eso que en los últimos tiempos hay algunos estudios de desarrollo de videojuegos han optado por lanzar sus juegos en formato episódico a través de descarga digital. A Telltale por ejemplo le ha funcionado bastante bien, claro es que sus juegos tienen más de serie que de juego en sí, y el estudio domina a la perfección este formato. El último en apuntarse a los lanzamientos por capítulos ha sido el Agente 47.

La saga Hitman lleva mucho tiempo entre nosotros y aunque goza de bastante popularidad podríamos decir que sus últimos títulos no han tenido el éxito esperado. Es por eso que este nuevo rumbo busca revitalizar la franquicia y devolver la gloria a uno de los mejores asesinos del mundo. Quién sabe si al disfrutar de el en pequeñas dosis aprendamos a apreciarlo como cuando lo conocimos. Porque ya sabéis lo que dicen, lo bueno siempre se vende en frascos pequeños.
Tratándose de la primera aparición del Agente 47 en la nueva generación uno espera que la calva de nuestro asesino favorito luzca espectacular. Y los cierto es que en los primeros compases de este primer episodio de Hitman es así. De hecho la primera escena ingame que vemos parece estar a 60 fps pero luego cuando nos vamos metiendo en materia esa certeza se va desvaneciendo a medida que nos montamos en una montaña rusa donde la tasa de frames por segundo va subiendo y bajando. Por suerte las caídas nunca alcanzan un nivel dramático que afecte a la experiencia jugable. Pero choca un poco ver fragmentos con una tasa muy buena y al momento lo contrario.

Otro cosa que caracteriza gráficamente a este Hitman es la rigidez de sus animaciones. Los personajes que nos rodean algunas veces parecen maniquís. Tanto es así que cuando chocamos con algún npc este no se inmuta, permanece el mismo sitio, como una estatua. Ni se mueve ni le puedes mover. Lo único que obtienes de él, y no siempre, es una frase donde se queja de tu brusquedad pero nada más. Es una lástima porque una de las mecánicas del juego consiste en confundirse entre la multitud, cosa que queda muy artificial cuando la multitud es de palo.
Por lo demás Hitman responde bastante bien, se ha mejorado el motor del juego usado en Absolution y aunque el resultado no llega a ser espectacular sí que es bastante correcto.
Dejando claro que el apartado grafico necesita mejorar, vamos a lo que importa. Desde que empezamos el tutorial de Hitman el juego se esfuerza en dejar clara una cosa. No hay una sola forma de hacer las cosas. Es aquí donde radica la diversión del mismo. Para cumplir con nuestra misión y eliminar al objetivo tenemos ante nosotros un gran abanico de posibilidades que van desde emplear el arte del disfraz, la distracción, el sabotaje, etc. Planear bien el asesinato y elegir nuestra estrategia puede ser lo más divertido del juego. Pero también tendremos que tener los ojos abiertos porque a veces la ocasión la pintan calva, nunca mejor dicho. Y es que a veces puede que nos encontremos con eventos que nos lleven a nuevas estrategias e incluso a nuevas misiones secundarias.

Aunque el modo de juego principal es la historia, existen modos adicionales que básicamente lo que plantean es el hacer las mismas misiones cambiando a los objetivos o añadiendo condiciones especiales al contrato de asesinato. Sin duda se trata de una artimaña para dilatar las escasas 3 horas que dura este primer capítulo, pero para el fan de la saga supondrá todo un reto. También podemos crear nuestros propios contratos de asesinato y luego compartirlos con la comunidad. A base de añadir premisas y condiciones podemos crear contratos que realmente sean dignos de un asesino de la talla del Agente 47.
En el apartado sonoro destacan los efectos de sonido, que están muy conseguidos. La música es sobria acorde con el tono del juego y del carácter del protagonista. Respecto a las voces, el juego no viene doblado al castellano, aunque si subtitulado. A mí no me parece mal porque suelo preferir la versión original pero en un juego como este que requiere que mucha atención a la acción que está transcurriendo en pantalla quizás hubiera sido acertado incluir un doblaje al castellano.


Para abrir boca, este primer capítulo de Hitman está muy bien. Si bien de su nivel grafico podemos intuir que le falta trabajo, su jugabilidad nos invita a soñar y podríamos estar ante uno de los mejores títulos de la saga. Toca esperar al resto de episodios o al disco físico con el juego completo si sois de los impacientes que cuando empiezan algo no pueden acabarlo. Yo os invito a que lo probéis, y como bien no enseña este Hitman, lo que hagáis después es cosa vuestra.

comments