Spanish Catalan English French German Italian Japanese Portuguese

¿Buscas algo...?

ANÁLISIS: The Legend of Zelda: Twilight Princess HD [8,8/10]

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

 

A lo largo de mi vida jugando a videojuegos no puedo decir que sean pocos los títulos que me han marcado de alguna manera pero si me pidieran que me decantara por uno en especial me sería difícil dar una respuesta rotunda pero de hacerlo, The Legend of Zelda: Ocarina of Time sería un firme candidato a ser el juego que más me ha marcado. Para mi Nintendo 64 fue la primera Nintendo que tuve, por lo que Ocarina of Time fue mi primer Zelda y sacudió mi mundo tan fuerte que me hizo darme cuenta de que Sonic y las consolas de Sega no eran la única y verdadera fe. Años más tarde el tiempo me dio la razón con la caída de Sega, pero no es este el momento de echar sal en viejas heridas.

Desde que Link entrara en mi vida tocando su ocarina del tiempo he procurado jugar a todos y cada uno de los juegos de la saga. Unos me han gustado más, otros menos, pero todos me han parecido especiales a su manera. Es por eso que cuando Nintendo saco al mercado Wii, el primer juego que compre fue The Legend of Zelda: Twilight Princess. Un juego que a pesar de sus novedades, su control de movimiento y otras cosas, tenía un descarado aroma a Ocarina of Time que me embriago desde el primer minuto. Cuando me entere de la salida de su remasterización vi esto como la oportunidad para revisitarlo igual que revisito cada cierto tiempo el clásico de Nintendo 64. Adentraos conmigo en un mundo de recuerdos para muchos, y quién sabe si para otros, su primer Zelda. En cualquier caso cuando Hyrule te llama debes aceptar la llamada.
A decir verdad los cambios visuales de Twilight Princess no son muchos pero sí que son bastante acertados. No hay que olvidar que nos encontramos ante un juego de hace 10 años y que hablamos de una remasterización y no un remake. No obstante la nueva resolución de 1080p y los 30 fps estables le han sentado de maravilla a Link. Esto acompañado de una iluminación más pulida hace que se te olvide un poco la edad que tiene el título. Lástima que algunas texturas te lo recuerden de vez en cuando pero tampoco es algo realmente significativo. En líneas generales es un buen lavado de cara. Personalmente hubiera preferido que el juego fuera a 60 fps pero entiendo que esto podía poner en peligro la estabilidad del framerate y la verdad es que prefiero 30 estables que una montaña rusa por intentar conseguir los 60.


En el terreno jugable los 10 años no han hecho mella en la propuesta que pone ante nosotros Twilight Princess. La posibilidad de jugar con Link en forma de lobo, ayudado por la misteriosa Midna en algunas ocasiones, sigue resultando entretenida y original gracias a las acciones especiales que nos proporciona Link Lobo. Sigue flaqueando un poco en la parte del combate, donde la forma humana gana en variedad y diversión a la versión peluda de nuestro héroe, pero aun así no deja de ser muy disfrutable.

Para la remasterización de Twilight Princess se ha obviado por completo el control gestual implantado en la versión de Wii, apostando por los controles de la versión de Gamecube. Como recordaran los más viejos del lugar, este juego originalmente vio la luz en Wii y Gamecube y estuvo rodeado de cierta polémica ya que para muchos la versión de Wii fue un port de Gamecube sin mejoras visuales y con la implantación de un control por movimiento, que para muchos, no estuvo a la altura de las expectativas de simular blandir la Espada Maestra. Bueno, quizás las mejoras gráficas y la implantación del control de Gamecube en esta nueva versión supongan algún tipo de justicia poética, una retribución de aquello que para ellos debió ser y no fue. Francamente no lo sé y no es que me importe, disfrute como un niño con la versión de Wii y con esta versión he disfrutado todavía más, ya que se ha aprovechado el Gamepad de Wii U para añadir funciones como la de ver el mapa en su pantalla en todo momento o la posibilidad de gestionar el inventario sin tener que pausar el juego. Todo un acierto que evita parones en la acción y hace que te metas aún más en el juego. Pero las funcionalidades que aporta el Gamepad no acaban ahí, ya que nos permite usar a los amiibos del universo de The Legend Of Zelda para obtener ciertas recompensas o efectos durante el juego e incluso uno de ellos desbloquea una nueva mazmorra. No digo más para no estropear la sorpresa pero es todo un detalle que aporta valor añadido al título.

Por último, me gustaría comentar algo sobre la nueva dificultad incluida en esta remasterización, el Modo Héroe, en el que el daño de los enemigos se duplica y estos no dejan corazones al morir. Este modo está destinado a paliar la baja dificultad que muchos le achacaron en su momento. Pero debo decir que si alguien espera encontrar un Dark Souls versión Zelda está bastante lejos de la realidad. Lo cierto es que al principio si notaremos que nos cuesta más avanzar pero en cuanto tengamos un inventario decente no notaremos la dificultad pero si el tedio de tener que abastecernos constantemente de pociones y otros brebajes para restablecer nuestra salud. Esto por supuesto, no es algo que nos vaya evitar disfrutar del excelente diseño de las mazmorras, los puzles y las misiones que nos mantendrán pegados al mando durante horas y horas. Y es que estamos ante uno de los Zeldas más largos de la saga, sobre todo si queremos completarlo al 100%.
En su momento la banda sonara de Twilight Princess no destaco como la de anteriores juegos de la saga. Los temas clásicos hicieron su aparición pero les faltaba fuerza y la épica de entregas como Ocarina of Time. En esta remasterización eso no ha cambiado aunque se agradece volver a escuchar los temas de siempre. En cuanto a los efectos sonoros todos aquellos que caracterizan la saga están intactos y se oyen mejor que nunca.


En esta generación de remasters y refritos hay algunos que se agradecen más que otros y este sin duda es muy de agradecer. La posibilidad de revisitar este juego con un aspecto visual mejorado hace que volvamos a sentirnos como si no hubieran pasado 10 años desde que el titulo original viera la luz. Eso por no hablar de las nuevas funciones introducidas por el Gamepad o el nuevo modo de dificultad que aunque se quede corto estoy seguro que hará el paseo por la nostalgia de muchos, más ameno. Si tuviera que recomendar a alguien un juego de Zelda para que se iniciara en esta saga imprescindible seguiría eligiendo Ocarina of Time pero sin duda The Legend of Zelda: Twilight Princess HD sería también otro firme candidato en mi lista.

comments