Spanish Catalan English French German Italian Japanese Portuguese

¿Buscas algo...?

BATMAN ARKHAM ORIGINS

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

 



De los Estudios de WB Interactive Montreal, nos llega este Batman Arkham Origins, otra précuela más de sus antecesores Arkham asilum y Arkham City los cuales fueron desarrollados por RockSteady, estudio que encumbró a los mas alto el género de super heroes (Brauler, aventura) de la mano del “Caballero Oscuro”.

En esta entrega que nos ocupa nos encontramos con lo que podríamos llamar “Otra vuelta de tuerca” esta vez en una Gotham City más joven y menos podrida que en sus versiones anteriores, con un joven murciélago el cual deberá tomar decisiones que cambiaran el transcurso de su historia.


Como ya dijo Michael McIntyre director de mecánica de juego de Batman Arkham Origins en una anterior entrevista: "Hicimos Batman: Arkham Origins para la generación actual de consolas, en parte porque la tecnología sobre la cual fueron construidos estos juegos, hecha por Rocksteady [Studios], fue diseñada para esas consolas.", señaló el desarrollador. "Buena parte del equipo tenía experiencia con estas plataformas, y creemos que el juego luce sensacional y funciona bien en esta generación. Así que teníamos confianza de que ése era el movimiento correcto: no dividir nuestra atención en tratar de desarrollar para la nueva generación y también para la actual."

Estas palabras podrían resumir brevemente este apartado, ya que esta nueva entrega de Batman se sigue sosteniendo sobre el motor grafico Unreal Engine 3 de el cual ya no se puede explotar gran cosa y sigue una vez más sin innovar aunque haciendo una excelente labor.

Gráficamente no está a la altura de los últimos Sand Box lanzados al mercado, pero conserva la calidad ya mostrada en sus anteriores versiones. El trabajo de recreación de la ciudad de Gotham es bastante bueno, y sigue contando con los elementos típicos de esta saga, edificios cargados de detalle, las míticas  gárgolas, ambiente grisáceo como sacado de “Sin City “ y elementos decorativos que chocan con carteles luminosos y señales de neón dándole esa dualidad “luz y sombras” que tanto nos gusta.

Los escenarios interiores lucirán a un nivel de detalle bastante alto, y todos tienen el toque que tendrían si estuviésemos leyendo un cómic del murciélago, siendo las fases del Joker las más coloridas y disparatadas, y las cloacas de Gotham las más feas y oscuras.

En general un nivel de detalle alto y bien trabajado, eso sí, siguiendo la pauta marcada por RockSteady, nada de hacer inventos ni probar cosas nuevas, ¿si algo funciona por que cambiarlo? eso es lo que se habrán dicho los chicos de WB Montreal, le damos un lavadito de cara y a correr…

Técnicamente, la versión en XBOX 360 (la que analizamos hoy) es potente, aunque a veces sufre bajadas en la tasa de frames. El tearing por otra parte se resuelve bastante bien y es casi inexistente.

En conclusión Batman Arkham Origins es visualmente bueno, aunque peca en algunos aspectos, como numerosos “bugs” entre otro,  los cuales a mi opinión, siendo ya la tercera entrega de esta saga podría haberse solucionado hace tiempo.

Este apartado es sin duda uno de los puntos fuertes de este título y uno de los que más nos gusta.

El sonido ambiente es sublime, define a la perfección el entorno que nos rodea y sabe cuando tiene que ponernos en alerta en todo momento.

La música de Arkham Origins ha sido compuesta por Christopher Drake, el cual ha remplazado a Ron Fish y Nick Arundel que compusieron la música de Arkham Asylum y Arkham City. Fue parcialmente inspirada en el mítico film del 88 jungla de cristal, la cual se ambienta también en navidad contando con el peculiar sonido de unos cascabeles mezclados en su banda sonora para acentuar determinados momentos. Está creada por capas, que se activaran cuando se realice una acción determinada como entrar en combate etc… y se agregan y se restan entre sí dependiendo de lo que esté ocurriendo, con un grado de trabajo y resultados sensacionales.

En general el apartado musical es muy bueno y no se nos hace tedioso en ningún momento, muy bueno y refinado.

En cuanto al doblaje ahí viene el punto fuerte y es que es sin duda uno de los mejores juegos del año en cuanto a ello. Cuenta con un reparto de voces a nuestro idioma de lujo entre los que se encuentran Claudio Serrano como (Batman) el doblador original de Christian bale en la saga de el Caballero oscuro o Jose Padilla como (joker) entre otro gran elenco de dobladores de gran nivel, bravo por Warner Bross que siempre cuida estos detalles y que se agradecen en este nuestro sector.

Es noche buena en Arkham City y al que capture al murciélago le tocara el gordo de 50.000.000 de dólares…

Faltan 5 años para los acontecimientos de Asylum y encarnamos a un batman más joven e inexperto, poco conocido por la masa social y poco aceptado por las autoridades… Esta vez el villano de turno es (black mask) Máscara Negra el cual se empeña en hacerse con el control de una joven Gotham (que, a estas alturas, todavía no nos resulta tan familiar a la vista como en sus anteriores títulos) y toma el control de la Penitenciaría Blackgate para liberar un sequito de super-villanos para que inunden las calles poniendo además un enorme precio a la cabeza del murciélago, a la cual responderán rápidamente ocho asesinos.

Batman, prácticamente solo contra el mundo, salvo su fiel mayordomo Alfred (y con reticencias), decide adentrarse en solitario en Gotham para declarar la guerra a su centro criminal.

A  nivel de mapeado, Origins es el título con mayor urbe de la serie Arkham. La parte antigua de Gotham, la que se transforma en una súper-prisión para los eventos posteriores de Akham city, conforma sólo la mitad del mapeado actual. Ahora un puente hacia el norte conecta la vieja Gotham con la nueva, una nueva zona en la que nos encontramos edificios más altos y con nueva arquitectura nunca antes explorables en la saga.

Gotham ahora es más grande sí, pero sigue sin dotarnos del espíritu “Sand Box” del cual se había hablado tanto. Una de las pocas novedades  de la saga es el sistema de transporte rápido que consiste en montarse en Batwing (la nave de Batman), para ahorrarnos caminatas e ir directos al grano.

En cada zona del mapeado, dividida por sectores como si de distritos se tratara encontraremos unas torres de ofuscación instaladas por Enigma, quien pronto descubrirás que es una versión más joven del Riddler que aparece en los capítulos posteriores, las cuales tendremos que liberar para poder acceder al viajes rápido a sus respectivos sectores.

El modo investigación de las escenas del crimen también se ha visto ampliada. Ahora podremos escudriñar el decorado en busca de pistas para reconstruir el transcurso de los hechos, volviendo a componer el crimen como si fuera un enorme rompecabezas, tipo C.S.I.

Realmente suena maravilloso pero no es más que simplemente encontrar pequeños objetos y escanearlos, pero sirve para crear ambientación…

Por lo demás, es lo mismo de siempre. Otra vuelta de tuerca….  El combate, al igual que el modo Depredador, siguen ahí; no han mejorados nada y no nos ofrecen nada que no hayamos visto hasta hora, salvo alguna pequeña novedad como las siguientes:

-    Sistema Caballero Oscuro: Un conjunto de desafíos repartidos en cuatro categorías:

-    Justiciero en las sombras.

-    Protector de Gotham.

-    La Peor Pesadilla.

-    El mejor detective del mundo.

Cada uno de estos mini retos nos alargaran la experiencia de juego y nos permitirá desbloquear mejoras con la experiencia ganada, y pequeños extras curiosos.



Por otro lado está el sistema de habilidades que podemos “comprar” en Arkham Origins. Básicamente son los mismos que en anteriores entregas (4 niveles de mejora de la defensa frente a balas y golpes, mayor duración de los perdigones de humo…), aunque ha cambiado la presentación para hacerlo un poco más lógico (incluso vemos una pequeña animación que explica qué hace lo que acabamos de comprar). Y si hablamos de los gadgets, más de lo mismo: no hay grandes novedades, solo variaciones de cosas que ya hemos visto.

También se han incluido más elementos nuevos, como la Batcueva, bien recreada y desde la que podremos usar el batordenador en momentos puntuales para o charlar con Alfred, pero poco más. De hecho, la relación entre Alfred y Batman es otro de los elementos interesantes de la trama, y la perspectiva que arroja es cuando menos interesante. Pero, sin lugar a dudas, lo mejor de la Batcueva es el simulador de combate. Podremos acudir a él siempre que queramos y, a medida que avanzamos en la historia, se desbloquean nuevas pruebas (todas nos dan experiencia).

El juego no está ni tan refinado ni tan cuidado como las entregas anteriores. La atención al detalle no es la misma, algo que se nota constantemente y que impregna todo el juego.
El modo historia es bastante entretenido, mantiene la línea de lo visto en los anteriores pero parece una serie de eventos dispares y vagamente relacionados, en lugar de seguir una partitura bien orquestada de múltiples melodías bajo un arco argumental común.

¿Qué ocho asesinos distintos vienen a por Batman? perfecto, la trama no está nada mal, pero muchos terminan claramente desaprovechados y los combates contra jefes son bastante tristes y dependen demasiado del guión; por ejemplo, contra el casi co-protagonista Deathstroke, trabajas para activar numerosos QTE (combinaciones rápidas de botones), para poder infringirle algún tipo de daño ya que si no es de esta forma nos parecerá casi imposible…

Por otra parte esta la ciudad de Gotham que nos resulta menos interesante que antes, más aburrida, más banal… en Arkham City acertaron introduciendo poco a poco los diferentes barrios y concentró su historia en zonas concretas, de modo que acababas aprendiéndote su estructura y disposición. En Origins se convierten en un borrón, mientras te centras en cruzar la ciudad de un lado a otro, pasando de un objetivo al que toca después.

Y esta práctica delata los problemas a la hora de recorrer la urbe. Los edificios que puedes escalar son arbitrarios, y no hay ninguna pista o coloreado sutil que los enfatice. El auto-apuntado de la Bat-Garra no es tan fino como antes, y deja de marcar algunos salientes "agarrables" muy evidentes. Todo esto hace que viajar por la ciudad sea mucho menos intuitivo y fluido.

Sin embargo, el mayor problema de todos está provocado por el reajuste del sistema de combate. Este componente esencial del juego funcionaba antes a la perfección. Ahora, los momentos de contraataque se han visto alterados, ampliados, mientras que ejecutar ataques específicos para golpear a enemigos especiales queda algo fuera de lugar. Estos cambios no han sido para mejor. Varias veces he intentado activar un Ataque Aéreo sobre matones con escudo aturdiéndolos (B) y saltando (A), pero consiguiendo únicamente que mi Batman los aturda y luego salga andando en la dirección contraria. El movimiento con el que esquivas un ataque de cuchillo también falla frecuentemente y te suelen crujir a cuchillazos. Y aparte de todo esto, el juego disfruta enviándote hordas que consisten únicamente en enemigos especiales, algo que acaba en frustración con estas alteraciones del combate.

Origins sigue la línea de trabajo marcada por RockSteady, pero se nota que falta experiencia en el proyecto y salen a relucir fácilmente pequeños fallos y sobretodo vacios existentes de química a la hora de jugar este título, muy lejos queda ese Arkham Asylum original que nos encandilo a todos y nos dejo boquiabiertos con su majestuoso guion y su elaborado nivel de jugabilidad.


Este modo es sin duda el punto más flojo y que menos nos ha gustado… Nos encontramos con un Gears Of War lento, soso y mal enfocado, el cual se juega como un shooter de tercera persona con coberturas. Tiene un surtido menú donde podremos elegir bando, Joker o Bane, etc… para luego ir retocando a nuestro personaje a nivel estético y desbloqueando armamento armaduras y demás mejoras conforme subimos de nivel.

Los modos de juego, perdonad el modo de juego, ya que solo incluye 1 único modo, es el de depredador invisible que consiste  en tres matones del Joker, tres de Bane y dos héroes: Batman y Robin. Los malos compiten por aniquilar al otro equipo y capturar puntos de control. Mientras tanto, los dos héroes merodean por el escenario en un intento de intimidar a los enemigos hasta tal punto que los líderes de la banda cancelan la operación.

Cuando juegas como Batman o Robin, las variaciones importan. Repetir los mismos golpes una y otra vez darán como resultado que su poder intimidatorio sea cada vez más bajo, con lo que necesitarás ser creativo. Esconderse en los conductos, asestar un golpe cuando alguien pasa frente a ti, colocar gel explosivo, etc...

Los mapeados son solo 4, están mal estructurados, se hacen pequeños y de sencillo recorrido y no nos aportan variaciones tácticas a la hora de jugarlos, por lo cual es otro punto que le resta puntos a este título…
En general los chicos de Splash Damage (estudio encargado de este modo de juego) podrían a ver intentado crear algo más jugable y adictivo ya que este modo de juego sin duda es una pérdida de tiempo y no pasaremos de las 5 o 6 partidas de rigor antes de aburrirnos y quitarlo.


Arkham Origins es un buen juego, con una buena trama y una buena jugabilidad pero dista mucho de la tercera parte de la saga que todos esperábamos. Sigue sin innovar y no nos aporta nada ya visto en los anteriores títulos, ya que eran bastante más potentes en cuanto a trama, mas variedad de villanos y combates más épicos…

El juego reflota cuando entra en escena el mítico Joker, pero por lo demás es lineal, y para nada cumple su función como Sand Box.

Se nota la mano de desarrollo, su falta de experiencia han convertido este título en algo extraño y poco atractivo.  No engancha y se hace soporífero en muchas partes de su modo historia, te sientes perdido y rápidamente te cansas de repetir una y otra vez el mismo tipo de evento…

El mutlijugador es todo un desacierto y no ayuda. Sin duda lo mejor es su apartado técnico y su apartado musical.

La conclusión es bastante obvia, si eres un “FanBoy” del murciélago seguro que disfrutaras con este título si no lo eres y quieres probar te aconsejamos sus anteriores versiones…

No lo recomendamos como compra prioritaria, pero si tenerlo en cuenta y hacerse con el videojuego en su primera bajada de precio.



-    Gran doblaje con voces como la de Claudio Serrano (como Batman), doblador original de Chritian Bale y Jose Padilla como (Joker) entre otros todos de gran nivel...
-    Excelente Banda sonora.
-    Una cuidada recreación de Gotham.

-    Su multijugador.
-    Su trama, más floja que en sus anteriores entregas.
-    Bugs, tiene algunos muy detestables como los puntos de agarre con la bat-garra.
-    Se hace tedioso y continuo, poco innovador.

comments