Vikings Wolves Of Midgard
Spanish Catalan English French German Italian Japanese Portuguese

¿Buscas algo...?

ANÁLISIS: PES 2015 [7,9/10]

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

 

La espera ha terminado y el duelo de opiniones, criticas y quien ganará finalmente la contienda deportiva del deporte rey en las vídeo consolas de nueva generación está servida. Konami lo tenía fácil en lo referente a mejorar exponencialmente lo ocurrido con el fracaso de PES 2014 en la anterior generación de consolas, pero hasta que el resultado final no está en el mercado no puede venderse la piel del oso antes de ser cazado.

El líder indiscutible en ventas en los últimos año ha sido la franquicia de EA, FIFA, pero PES es un “perro viejo” y no quiere ser el segundón en ningún momento y demuestra, con un sutil golpe en la mesa que sigue vivo y que apuesta claramente por la jugabilidad en todo momento.

¿Quieres conocer todas las ventajas, novedades y lo que realmente lo hace distinto ante su competencia?, sigue leyendo nuestra review.

“PES 2015 es una elección acertada si quieres sentir la diversión en estado puro en nueva generación del deporte rey”

Quizás el apartado que más factura pasa a PES 2015 es su ámbito técnico, al que desde un primer momento pueden verse el incontable numero de carencias que trae consigo y deja atrás las expectativas puesta en el soñado motor FOX ENGINE que debería haber traído consigo con todo su potencial técnico y que tanto bien le hubiese aportado a la licencia deportiva de Konami, queda mermado con un mal trabajo en su resultado final.

Empezando por el entorno y escenario principal que tendremos en pantalla, los estadios, cabe destacar que se ha quedado pobre si lo comparamos con entregas anteriores o con su competencia directa, aunque no vamos a entrar en una comparativa y nos centraremos únicamente en PES 2015. Contaremos con once estadios disponibles desde un inicio, aunque no todos ellos lleven la licencia del nombre real, algo que también sucede como todos los años, con los nombres de clubes y jugadores, aunque poco a poco va cogiendo más terreno en lo referente a oficialidad y licencias. Pero si no nos gusta lo que vemos podremos crear nuestro propio estadio con un escaso editor pero, que al menos, nos permite la posibilidad de personalizar nuestro terreno de juego.

La lluvia volverá a estar presente, gran carencia de su anterior entrega, y que permitirá hacer distinta la forma de jugar nuestro encuentro de manera significativa. El tamaño del césped, sin embargo, no se aprecia en absoluto, interfiriendo poco o nada a la hora de jugar.

Hablar hoy en día del apartado gráfico nos obliga a hacerlo de sus resoluciones o frames que tan de moda se han puesto a la hora de valorar un videojuego, aunque no siempre afectan a su resultado final. En la versión de XBOX ONE que estamos analizando, nos encontramos con una reducida resolución llegando hasta los 720p y con una tasa de 60fps estables, aunque para lo que mueve en pantalla PES 2015 creemos que se ha quedado muy por debajo de lo que podía mostrar con respecto a la versión de PS4 que si corre a 1080p. Lo que lo hace menos pulido y con mayores difuminados de los jugadores y pixelado de publico, algo que llega a parecer tedioso, pero que dejaremos en tercer plano en medida que juguemos partido tras partido.

En lo referente a modelado de jugadores, todos aquellos que tiene la licencia oficial y a la vez registro real de aspecto facial estamos ante un gran trabajo y con pinceladas de lo que llegará a dar de sí el nuevo motor de Kojima. Si además se ve acompañado de unas ricas animaciones y expresiones, aunque con un corto repertorio en lo que a variedad se refiere, podemos estar orgullosos del camino y forma que PES muestra en su resultado final.
Si hablamos de la jugabilidad ante la puesta en escena de PES 2015 estamos deleitándonos con un nuevo comienzo de la saga PES, el camino a seguir en los próximos años y los cimientos bien encarrilaros para llegar a hacerse de nuevo con el liderazgo deportivo año tras año, quizás estemos ante el primer planteamiento serio de los últimos cuatro años por parte de Konami.

Una vez más nos encontramos con futbolistas que se mueven clónicamente y con movimientos surrealistas, pero que aportan velocidad de juego, aunque hoy en día el usuario final pide mayor realismo y a la vez jugabilidad, pareciendo una y otra vez el mismo título que el año anterior con las tareas pendientes de su última entrega. Cuando hablamos de XBOX ONE, versión en la que analizamos PES 2015, queremos innovación técnica ante todo, pero nos quedamos con ganas de ver lo que realmente podría hacer las prestaciones técnicas de la consola norteamericana de Microsoft con PES un año más. Si el año anterior no había versión para nueva generación, este año pone en escena una versión que bien parece un port de XBOX 360 y poco más.

El sistema de pases orientados vuelve a dar mucho juego y es perfeccionado para dar mayor fluidez y velocidad a nuestros ataques, aunque recae demasiado protagonismo, una vez más, al pase al hueco, siendo el arma principal de cada contrataque del rival y siendo letal para nuestros porteros ante el disparo cruzado o uno contra uno. Si añadimos el elevado desgaste que tendrán los jugadores y el impropio sistema de colisión entre jugadores lastra lo que podía haber sido un excelente comienzo para la nueva senda de Konami con su franquicia insignia deportiva.

Los ya conocidos modos de juego Liga Master, Ser una Leyenda, Entrenamiento de habilidades tienen un nuevo visitante, la novedosa modalidad myClub, muy similar al Ultimate Team de EA y que tanta demanda, por parte de los usuarios, había desde hace varias entregas de PES, myClub nos permitirá crear nuestro propio equipo desde cero; pudiendo ficha jugadores con dinero del juego o incluso con micropagos directos opcionales para agilizar nuestro progreso, aunque insistimos en la diversión y horas de juego que se consiguen al hacerlo partido tras partido. La modalidad por excelencia que comienza junto a la nueva etapa de PES y que será de agradecer por todos los jugadores habituales de la saga, ya no hay excusa ante las carencias años atrás con su rival directo.

La exclusividad de derechos de programación para las modalidades de la Champions League, Europa League, Copa Libertadores, Copa Sudamericana  AFC aumentará considerablemente nuestras horas de juego y hace muy llamativa su compra. El poder jugar la Champions con nuestro equipo favorito hará sudar el mando para no caer a la primera de cambio ante nuestro rival.

El apartado multijugador cumple sin más, con caídas intermitentes de los servidores durante los partidos, sin que tenga que influir para ello tu conexión de Internet, algo que se solucionará, probablemente, en un nuevo parche de Konami.
Cuando decimos que hace falta un lavado de cara hacia los comentarios en el transcurso de los partidos de PES no es una afirmación descaminada. Carlos Martínez y Julio Maldonado no solo parecen leer sus textos de manera improvisada y poco efusiva, sino que además hacen llegar a odiar cada una de sus repetitivas frases. Si además acompañamos el infortunado trabajo de doblaje con unos desapercibidos sonidos ambiente de los hinchas nos encontramos ante un suspenso bajo en lo referente al apartado sonoro.

Pero la excelente banda sonora rescata por sorpresa el resultado final, estando presentes temas originales de Linkin Park, Avicci, Demons o de Bastille y temas instrumentales que se comportan de maravilla en nuestra navegación por los menús, y que realzan las ganas de seleccionar equipo y ponernos manos a la obra ya sea en el multijugador o en nuestra aventura en solitario en Champions, Europa o LIGA.

Aunque hay carencias en muchos apartados que deberían estar superados años atrás, PES 2015 ha cogido las riendas nuevamente y se encamina hacia lo alto si sigue la nueva política que muestra en su ultima versión en el mercado.

Tras su diferencia de tiempo desde el lanzamiento de su rival directo, todo apostaba por un fuerte golpe en la mesa que acotara distancias, y aunque el trabajo es notablemente superior a lo visto en los últimos tres años no es suficiente para alzarse con la primera plaza indiscutible. Aunque si buscas diversión, dinamismo y partidos de “toma y daca” con los amigos te encuentras ante la elección indiscutible de la temporada.

Dejando a un lado sus carencias técnicas, que aparentan ser de una generación de consolas anterior, PES 2015 vuelve a ser un gran juego, y aunque lejos de momento con ser lo que llegó antaño, no nos cabe la menor duda que en 2015 tendremos el título que tantos años llevamos esperando de la franquicia nipona.

“Prepárate para sentir la emoción partido tras partido y disfruta como en sus origines con PES 2015”

comments