Vikings Wolves Of Midgard
Spanish Catalan English French German Italian Japanese Portuguese

¿Buscas algo...?

ANÁLISIS: DRAGON AGE: INQUISITION [9,1/10]

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

Ha pasado ya más de un año desde el comienzo de una nueva generación de video consolas para quedarse, durante al menos, media década y la necesidad obligatoria de contentar al público del género de los juegos de rol se estaba haciendo de rogar mucho más de lo que cabía esperar. Pero para ello tenemos a la gran estudiadora de mercado como es EA y junto a la mano de BioWare, padres de títulos tan aclamados como “Caballeros de la Antigua Republica” y la saga “Mass Effect” han abierto la caja de pandora y marcado un excelente camino a seguir para el espíritu de la competencia y de ellos mismos ante un futuro rico en el genero.


Dragon Age Inquisition ha avanzado escondido entre la sombra a lo largo de su desarrollo y ha sabido venderse en el mejor momento posible, tras el retraso de lanzamiento de la competencia directa, The Witcher 3, el impacto en ventas y su aceptación está garantizado y lo mejor de todo, con un reconocimiento sobresaliente de la inmensidad de horas que BioWare plantea al jugador con “Inquisition” dejando atrás los errores cometidos en su ultima entrega y puliendo el sistema dinámico prácticamente a la perfección de un RPG al mando de XBOX ONE, versión en la que se realiza esta review.

“La mejor apuesta ante la campaña de Navidad para los amantes de los RPG con elecciones en la historia que determinarán el futuro de tu personaje”

Entornos vivos, paisajes en los que merece pausar nuestra aventura y contemplar el gran trabajo de BioWare y cuidado en este nueva bifurcación de la saga y que nos hace experimentar una aventura épica a la par que entretenida, dejando las comparativas escondidas en el trastero de nuestra mente y sumergiendo nuestra destreza de pleno en el primer RPG hecho y derecho para una nueva generación con matices que rozan lo hiperrealista en todo momento, podemos ver una vez más que la utilización del motor gráfico Frostbite se encuentra en un escalón por encima y base para exprimir la potencia del hardware de XBOX ONE y PS4.


Tras pulsar el botón de inicio y prepararnos para poder dedicarle un más que considerable numero de horas a Dragon Age Inquisition, nos encontramos con un enriquecido editor de personajes y clases, pudiendo personalizar y ajustar nuestro protagonista principal a nuestra imagen o gustos favoritos, y es que BioWare es “perro viejo” y sabe lo que gusta en este tipo de videojuegos. Además la personalización se basará persistentemente en la clase que cojamos, siendo coherente y variada con un amplio abanico de posibilidades.

Los parajes del universo Dragon Age dejarán boquiabierto a más de uno y fluirá desde sus cuerdas bocales la frase “¡Esto si es de nueva generación!”, las texturas aplicadas y diseño artístico ha sido minimalistamente cuidado y trabajado con un resultado final abismal que nos traslada al mundo de Thedas. Los complementos de vestimentas, objetos mágicos y armamentos customizan de forma fluida a nuestro personaje al igual que los objetos de los entornos, criaturas y localizaciones siendo rico y generoso en la sensación de vida y movimiento que nos rodea tanto de nuestro grupo principal como del universo abierto.


Pero como no puede faltar en ninguna de nuestras reviews, es hora de hablar de la taza y definición final de DA: Inquisition, con un estable framerate y 30fps en los que pasa factura, inexplicablemente, las secuencias pregrabadas con “tirones” significativos y en puntuales puntos de la historia cumplen favorablemente, teniendo en cuenta la cantidad de efectos, movimiento ambiental y personajes con un texturizado como mandan los cánones. En la versión de XBOX ONE el juego puede verse a 900p. dejando de nuevo toda la esencia a su competidora directa, PlayStation 4, que si alcanza los 1080p. Habrá que seguir esperando las nuevas prestaciones de la ansiada actualización de DirectX para la consola norteamericana, que determinará, al menos eso esperamos una igualada técnica más cercana.

Como hacíamos mención en el prologo, la jugabilidad es el punto a tener en cuenta de Dragon Age Inquisition, llevando al control de un título RPG con comandos estratégicos a la perfección. Siendo de principio a fin intuitivo para todo tipo de jugadores y resultará fácil hacerse con las posibilidades en su entorno jugable en cada uno de sus apartados.

Desde el primer momento que encarnemos al personaje seleccionado, influyendo en mejoras distintivas entre ellos desde inicio, según la clase que elijamos, sabemos que nos encontramos ante un título único en su especie y que acarreará una nueva visión distintiva a la saga “medieval” de BioWare.


Podemos compartir, a sabiendas de lo explicado, que Dragon Age Inquisition X ONE y a la espera de un título competitivo directo como puede ser el ya mencionado, The Witcher 3 o el propio Fable Legends, que verán luz a comienzos del próximo año.

Como guinda de este suculento pastel, contaremos con la posibilidad ingame de cambiar a nuestro antojo y como requieran cada una de las situaciones hostiles a lo largo de nuestra aventura, de cambiar el personaje de nuestra comunidad para ayudar que reine la estabilidad de las discrepantes tierras que nos rodean, ¿o quizás traigamos con nosotros el mismísimo infierno?, eso solo podrás decidirlo tu mismo, aventurero.


Como ocurre con los antecesores trabajos de BioWare, toda decisión argumental que expresemos, nuestro comportamiento y caminos con unos u otros influirán en la historia, para bien y para mal, y como ocurre al utilizar este sistema innovador reutilizado una y otra vez dará mucho juego, nunca mejor dicho.

Armas, armaduras, amuletos, mejoras de puntos de experiencia, un amplio abanico de posibilidades envuelve a Dragon Age Inquisition desde un principio, sin ser tedioso, como otros que han intentado hacerlo sin éxito, y ayuda a personalizar nuestras cualidades y forma de juego de la forma que nos encontremos más cómodos. Si te gusta combatir a distancia, “tanquear” al enemigo o utilizar las magias más potentes es tu decisión y si a ello le añades el que puedes utilizarlo todo a la vez con el estratégico modo de batalla combinado con tiempo real estamos ante un grande. Con un simple pulsado de analógico podrás seleccionar la estrategia de defensa de uno u otros aliados, combatir a un enemigo en concreto o llamar su atención, mientras que manejando al personaje que decidas en cada momento determinarás el ataque directo de la contienda, ¡épico!


Sin desvelar nada de lo que debes experimentar si te gusta este tipo de videojuegos, hay que destacar que es el mejor título de rol que a priori sería mejor jugarlo en PC, pero que se disfruta más en el ámbito jugable en una video consola gracias al exquisito trabajo en su desarrollo y que solo es mejor en ordenador si posees un potente sobremesa en su apartado técnico, pero no jugable.

Además, a pesar de tener la gran carencia del multijugador en la historia principal, contaremos con un amplio repertorio de misiones cooperativas de hasta cuatro jugadores, tanto de forma gratuita como por DLC, que aseguran un extra opcional vital para la demanda de juego online de la última década.
La música de Dragon Age: Inquisition es más que épica, con una mezcla moderna a la vez que clásica con “toques” corales que la hacen incluso imprescindible si te gusta este tipo de banda sonora.

Trevor Morris, compositor canadiense como la propia BioWare, da vida a los mundos de Thedas gracias a su riqueza en anteriores trabajos instrumentales del género, como puede ser en las series de los Pilares de la Tierra o Vikings.


El doblaje original es inmenso, lo cual explica una vez más que es prácticamente inviable invertir en presupuesto de un equipo de doblaje al castellano tantos millares de líneas argumentales, lo que podría incluso perjudicar la fecha de lanzamiento en España de un videojuego de tal envergadura pero que si cuenta con textos doblados al castellano, vital y necesario.

Un apartado sonoro es un reflejo del trabajo de Trevor enlazando de principio a fin las intensiones de la trama en todo momento y llevando las pautas bien marcadas desde las cinemáticas hasta la acción en tiempo real.

Estamos ante el mejor videojuego de ROL para XBOX ONE hasta el momento e incluso ante el mejor trabajo para video consolas del genero de la ultima década. Al menos en nuestra visión subjetiva.


EA ha dejado rienda suelta a BioWare, y si Dragon Age Inquisition, con su corto tiempo de desarrollo ha llegado tan lejos, queremos creer que el secreto a voces de la cuarta entrega de Mass Effect será impresionante.

En los últimos meses la durabilidad de los videojuegos ha sido la protagonista de decisiones final de compra, teniendo en cuenta los tiempos que corren económicamente, y podemos decir que el más de un centenar de horas que dedicaras sin aburrirte a Dragon Age Inquisition está amortizado.



Batallas, decisiones que cambian tu destino, muchas historias que contemplar y el exquisito mundo que compone “Inquisition” es algo que no puedes perderte.

“Compra obligada si te gustan los juegos de ROL o buscas un videojuego que puedas exprimir hasta la saciedad.”

comments