Vikings Wolves Of Midgard
Spanish Catalan English French German Italian Japanese Portuguese

¿Buscas algo...?

ANÁLISIS: Fallout 4 [8,5/10]

Valoración del Usuario: 5 / 5

estrella activaestrella activaestrella activaestrella activaestrella activa
 

 

Cuando una desarrolladora decide resucitar una vieja franquicia está haciendo una apuesta que tiene toda la pinta de ser ganadora. De su lado tienen el factor nostalgia, que apela a ese público que quedo marcado con los juegos de cierta saga y que quedaron a la espera de algo más. Claro que la nostalgia es un arma de doble filo porque cuando traes a un juego del limbo puedes hacerlo de dos formar: O bien eres fiel al 100% al espíritu original de la franquicia, con lo que tendrás contentos a los fans de culto pero difícilmente aumentaras la base de jugadores, o bien innovas con lo que puede que provoques el enfado de los seguidores acérrimos pero puedes atraer la atención de nuevos jugadores que a la larga se conviertan fans. Es fácil traer de vuelta a un juego de entre los muertos, lo difícil es hacerlo bien.

A este Bethesda puede dar un par de lecciones sobre el tema de resurrecciones con éxito y la saga Fallout. Después de años de letargo la pasada generación Fallout volvió e hizo su entrada en consolas por la puerta grande. Y digo esto porque tanto Fallout 3 como New Vegas fueron un éxito que gusto tanto a los fans más fieles de la saga como a los que caminaron por el Yermo por primera vez en Fallout 3. La apuesta fue arriesgada, los cambios en la jugabilidad fueron sustanciales pero muy bien implementados y esto unido a un excelente ejercicio de conservación del espíritu de los anteriores les valió para deleitarnos con un par de títulos adictivos, inmersivos y que a día de hoy han pasado a la historia como grandes juegos de rol de la pasada generación. Pero la nueva generación no podía ser menos y Fallout vuelve para mostrarnos su mundo post-apocalíptico en las nuevas consolas. Así que las apuesta ya están hechas, el crupier ya ha dicho eso de “no va más señores” y la bola se está paseando por la ruleta mientras que Bethesda espera que vuelva a salir su número de la suerte.
Antes de entrar en materia quiero dejar clara una cosa. No, los gráficos de Fallout 4 no son lo mismo que los de las consolas de la anterior generación. Es un comentario que ha corrido por Internet como la pólvora y la verdad es que es bastante injusto. Sin embargo tengo que decir que sin ser cierta esa afirmación, las versiones para consolas no son exactamente lo que esperaba. Si, el modelado y detalle de todo y todos ha mejorado sustancialmente respecto a los anteriores pero todo te deja una impresión  de que podría ser mejor. Como he dicho hay un buen nivel de detalle pero seguimos viendo algunas texturas muy planas. Las expresiones faciales de los personajes han mejorado pero podrían ser mejores o al menos más coherentes con los diálogos. Las animaciones de movimiento de animales, bestias, monstruos y demás, son más fluidas, pero de vez en cuando aún te encuentras algún desliz propiciado por un motor gráfico y físico que ya se ha usado en otros juegos y que debería estar por encima de cosas así.

La tasa de frames se mantiene estable en casi todo el juego pero de vez en cuando tendremos algún que otro tironcillo, nada que afecte a la jugabilidad pero si te hace torcer un poco el gesto. Sin embargo, donde Fallout 4 hace que te olvides de sus carencias graficas es en la composición de sus escenas. La ambientación del juego está muy trabajada y busca marcar la diferencia con sus predecesores ya que se desarrolla en una parte totalmente distinta de esta versión post-apocalíptica de USA. De hecho, estamos incluso en una facción muy distinta a la de los territorios conocidos como El Yermo y todo en el juego está hecho para que visualmente nos sintamos un poco fuera del territorio al que nos acostumbró Fallout 3 o New Vegas. Fallout 4 tiene su propia personalidad, sus propias señas de identidad a nivel de ambientación y fotografía y te lo deja claro desde el prólogo.
Si Fallout 3 supuso el cambio del juego de rol de perspectiva cenital y sistema de combate por turnos a un juego en primera persona de pseudo-combate por turnos, New Vegas podemos decir que fue el endurecimiento y perfeccionamiento de este sistema. De Fallout 4 podemos decir que ha suavizado su jugabilidad para llegar a ese jugador que no es tan de juegos de rol. Y es que aunque el sistema de los anteriores sigue ahí, podemos decir que se ha introducido algo de shooter en los combates. La dependencia del V.A.T.S. ( el sistema que detiene el juego y te permite decidir los ataques en función de un nº de puntos de acción) se ha reducido haciendo que la suerte juegue un papel menos importante y permitiéndote acertar disparos sin necesidad de usar el V.A.T.S. Ojo, sigue siendo un juego de rol y si liquidas tus puntos de acción, hasta que se recarguen lo vas a pasar regular, debido a que la dificultad para derrotar a muchos enemigos se ha elevado, pero si apuntas bien vas a acertar en la mayoría de casos y seguramente ganes algún combate antes de estar en disposición de usar el V.A.T.S. Esto no es malo, y los combates siguen siendo adictivos a rabiar pero esto hace que pierdan un poco de ese factor estratégico tan propio del rol en favor de la violencia descerebrada del shooter.

Otro punto donde un juego de rol que se precie debe sacar musculo es en los desafíos conversacionales. Estos determinan el devenir de los acontecimientos de muchas misiones y a veces son la delgada línea que separa el fin de una situación complicada con un pacífico apretón de manos o con una violenta masacre. Pues bien, aquí tenemos otro caso de suavizado rolero similar al del sistema de combates. Las opciones de dialogo de Fallout 4 son algo pobres, de tal manera que pocas veces tendremos la posibilidad de cambiar algo con nuestra labia. Esto afecta de manera significativa a todos los que estén acostumbrados a hacerse personajes carismáticos ya que con semejante panorama no renta tener a un personaje cuya habilidad principal sea su encanto. A pesar de esto Fallout 4 sigue siendo una experiencia rolera muy disfrutable y tremendamente adictiva. El espíritu de la saga sigue más vivo que nunca y no faltaran las misiones locas propias de su mundo devastado, los personajes pintorescos y todo lo que hace de este un juego que merece y debe ser jugado por todo amante del rol que se precie y que tenga una cantidad de tiempo considerable ya que no viene falto de contenido.
Antes he dicho que la ambientación visual de Fallout 4 es muy potente. Pero la sonora no se queda atrás. A la propia banda sonora del juego se suma la música proporcionada por las estaciones de radio del juego, que mediante melodías de The Ink Spots, Ella Fitzgerald o Dean Martin entre otros, nos transportara a la dorada década de los 50’, una de los periodos de esplendor del conocido  American Way of Life (modo de vida americano) en el que se encontraba EEUU cuando se desato el apocalipsis nuclear y del que no se han movido a pesar de que los acontecimientos del juego comienzan 200 años después. Como enamorado de los 50’ estoy encantado con la banda sonora del juego y aunque alguno pueda pensar que las canciones del juego pueden estar “pasadas de moda”, lo cierto es que antes de que os deis cuenta las iréis tarareando por la calle.

Como ya sucediera en anteriores entregas desde el renacimiento de la saga, el juego viene en perfecto castellano y con un doblaje impecable donde no faltan los actores conocidos por sus habituales intervenciones en otros juegos.
En definitiva, Fallout 4 es un digno sucesor de los juegos que vieron la luz en la pasada generación. Aunque da la impresión de quedarse a medio camino en algunos aspectos técnicos y que a nivel jugable han simplificado su estilo buscando el favor de un jugador más casual. Aun así sigue siendo una experiencia única gracias  a un estilo tan característico que es cautivador. La ambientación tanto visual como sonora, las situaciones que se plantean a lo largo del desarrollo de su historia y misiones secundarias no hará sino engullir todo el tiempo del que dispongamos. Si tuviera que definir a este juego con una palabra esa seria mesmerizante o hipnótico. Tanto que nos hace olvidar sus defectos compensándolos con muchas otras virtudes. De todas formas espero que en sucesivos parches el juego mejore su rendimiento técnico para que las cientos de horas que voy a pasar en el sean mucho más amenas y absorbentes. Y es que a pesar de que un apocalipsis nuclear sería algo terrible merecería la pena por tener un post-apocalipsis como el de Fallout 4.

comments